jesus rezando frecuencia

¿Con qué frecuencia rezaba Jesús?

Si la vida de Cristo era una oración en sí misma, Jesús también rezaba a determinadas horas del día y antes de tomar una decisión importante.

jesus rezando frecuencia

Para todo cristiano, Jesús es un modelo de oración. No sólo su vida estaba llena de ella, sino que rezaba deliberadamente y en momentos concretos del día. El Catecismo de la Iglesia Católica se refiere así al doble misterio de la oración de Jesús, formado por su educación entre los hombres, pero también por la parte divina en él.

El Hijo de Dios que se hizo Hijo de la Virgen aprendió a rezar según su corazón humano. Aprendió las fórmulas de oración de su madre, que guardaba y meditaba en su corazón todas las “grandes cosas” hechas por el Todopoderoso. Lo aprendió en las palabras y los ritmos de la oración de su pueblo, en la sinagoga de Nazaret y en el Templo. (CIC 2599)

Así, si “toda su vida es una oración porque está en constante comunión de amor con el Padre” (Compendio 542), Jesús rezaba en la sinagoga y en el Templo, lo que corresponde a una antigua práctica judía de rezar al menos tres veces al día. Es probable que Jesús conociera esta práctica y la practicara.

También se encuentra a Jesús rezando antes de un evento o decisión importante.

Jesús reza antes de los momentos decisivos de su misión: antes de que el Padre dé testimonio de él en su bautismo y en la Transfiguración, y antes de que cumpla el plan de amor del Padre con su Pasión. También reza antes de los momentos decisivos que van a comprometer la misión de sus Apóstoles: antes de elegir y llamar a los Doce, antes de que Pedro le confiese como “Cristo de Dios” y para que la fe del jefe de los Apóstoles no falle en la tentación. La oración de Jesús ante los acontecimientos de salvación que le pide el Padre es una entrega humilde y confiada de su voluntad humana a la voluntad amorosa del Padre. (CCC 2600)

La oración de la tarde, la favorita de Jesús

La oración vespertina era la preferida de Jesús, como puede verse en el Evangelio: “Jesús se retiraba a menudo a un lugar apartado de la montaña, preferentemente de noche, para orar” (CIC 2602).

Antes de intentar incorporar la oración a nuestro “ser”, les aconsejamos intentar primero rezar regularmente durante el día, imitando a Jesús y su ritmo de oración.

Quieres saber más sobre las fiestas cristianas y católicas ?

Consulta nuestros artículos sobre los eventos del calendario litúrgico

[metaslider id=2664 cssclass=””]

Consulta nuestros artículos sobre Semana Santa

[metaslider id=1823 cssclass=””]
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Scroll al inicio